Cómo crear una aplicación de ejemplo en Bluemix

Bien amigos, ya hemos ido viendo diversas opciones acerca de cómo usar Bluemix. Hoy les voy a hablar acerca de la manera de crear una aplicación de ejemplo en Bluemix tomando como base las plantillas que ya vienen predefinidas para tal fin.

Cuando se usa el portal en idioma Inglés la opción se encuentra en el catálogo dentro de Apps – Boilerplates, como se ve en la siguiente imagen. (Para configurar el portal en idioma español haga clic Aquí para ver los pasos a seguir)

Imagen01

En los Boilerplates se ven varias aplicaciones listas para usar con tan sólo unos pocos clics:

Imagen02

La lista de Boilerplates es la siguiente:

  1. ASP.NET Core Cloudant Starter
  2. Internet of Things Platform Starter
  3. IoT for Electronics Starter
  4. Java Cloudant Web Starter
  5. Java Workload Scheduler Web Starter
  6. LoopBack Starter
  7. MobileFirst Services Starter
  8. Node.js Cloudant DB Web Starter
  9. Personality Insights Java Web Starter
  10. Personality Node.js Web Starter
  11. StrongLoop Arc
  12. Medix Rapid Apps
  13. Node-RED Starter
  14. Python Flask
  15. Ruby Sinatra
  16. Vaadin Rich Web Starter

Los últimos 5 son proyectos de la comunidad y los demás son implementaciones de IBM

Como bien lo pueden ver, hay muchas posibilidades para empezar a trabajar. Vamos a iniciar con uno bien sencillo y que consiste en crear una aplicación web para hacer análisis de personalidad.

Para ello vamos a usar la plantilla Personality Node.js Web Starter que crea la aplicación web en node.js

Basta con hacer clic en el icono correspondiente:

Imagen03

Basta con diligenciar los campos App Name y Host Name

Imagen04

En mi caso voy a usar testab0099 tanto para App Name como para Host Name

Imagen05

Hago clic en el botón Create y empieza el proceso:

Imagen06

Observen que ya la aplicación está arrancando. Además es posible descargar la línea de comandos (CLI) de Bluemix para interactuar con la plataforma a través de línea de comandos.

Para ver cómo trabajar de esta manera pueden ver mi anterior post Aquí

Imagen07

¡Ya la aplicación está lista! Ya puedo abrir la URL para ver cómo quedó. Ya “hicimos” una App sin escribir ni una sola línea de código

Imagen08

Hag clic en Visit App URL y ya tengo mi App corriendo:

Imagen09

Basta con ingresar un texto en idioma inglés o español para que la aplicación analice la personalidad de quien lo escribió.

Como ya lo dije, escogimos crear la aplicación en node.js y esta aplicación usa el servicio de Watson denominado personality insights. Recuerden que Watson es la plataforma cognitiva y de inteligencia artificial de IBM.

Bien, voy a hacer el análisis de personalidad basado en el discurso de Gabriel García Márquez cuando recibió el premio Nobel de literatura en 1982.

Selecciona idioma español y pego el texto. Tiene 2380 palabras y lo recomendado es tener un mínimo de 6000 palabras, pero para efectos del análisis y el ejercicio está bien.

Hago clic en el botón Analyze para empezar el análisis.

Observen que me hace un diagnóstico –en inglés- de la personalidad de quien escribió el texto (El texto a analizar de este ejemplo está en español, se puede hacer análisis tanto de textos en inglés como en español)

Imagen10

Este es el texto completo del análisis de mi ejercicio

Imagen11

Ahora bien, también me muestra otros aspectos interesantes en su análisis:

Imagen12

Ahí se muestran tanto aspectos positivos como negativos.

Es muy útil por ejemplo para que una compañía conozca a sus clientes y de acuerdo a ese análisis tomar decisiones para ser más cercana a ellos y entenderlos mejor.

Bien amigos, este era tan sólo un ejemplo de los 16 Boilerplates que hay listos para ser usados y que nos permitirán empezar a desarrollar aplicaciones con Bluemix.

¡Anímense a empezar hoy mismo! Es fácil y divertido, además se aprende mucho.

 

Usar Bluemix a través de línea de comandos

Bueno amigos, en la pasada entrega vimos cómo crear una primera aplicación en Bluemix hecha en Python, y todo se hizo en el portal de una manera muy sencilla.

Si queremos modificar la aplicación podemos descargar el código a nuestra máquina y hacer los cambios para luego actualizar nuestra aplicación. Ello lo podemos hacer usando la línea de comandos y las herramientas hechas para tal fin.

Bluemix está basado en Cloud Foundry (https://www.cloudfoundry.org/ ) y existe una herramienta que se denomina Cloud Foundry CLI (Command Line Interface) y es la que nos permite interactuar con Bluemix usando línea de comandos.

Para instalarla es necesario descargar el software desde https://docs.cloudfoundry.org/cf-cli/install-go-cli.html seleccionando la plataforma que corresponda a nuestra máquina local, pues existen versiones para Windows, MAC y Linux.

En este caso voy a descargar la versión de Windows, que es la plataforma que estoy usando en este momento.

Una vez descargue el software elijo en qué ruta del disco lo voy a instalar, por ejemplo en “C:\Cloud Foundry”. Para facilidad de manejo sugiero agregar en la variable PATH del sistema la ruta en donde se instale la herramienta para poder invocarla desde cualquier lugar del disco. Para mayor información acerca de la variable PATH pueden ver el siguiente enlace:

https://technet.microsoft.com/en-us/library/cc755104(v=ws.11).aspx

Cuando ya tengan la herramienta instalada, basta con abrir una línea de comandos y escribir CF (este es el ejecutable, no es necesario escribir CF.EXE) o cf, el comando no es sensible a mayúsculas o minúsculas.

Imagen01

Ahí se ven las opciones –que son bastantes- de la herramienta.

Antes de poder interactuar con mi suscripción debo hacer login en la misma, para ello debo escribir

cf login

Imagen02

En donde dice Email debo escribir la dirección de correo que uso para ingresar a Bluemix, en este caso voy a usar la que tengo con mi cuenta de prueba, y además me solicita la contraseña:

Imagen03

Observen que la autenticación fue exitosa. Además me pregunta por el espacio (space) en donde voy a trabajar.

En Bluemix existe el concepto de Organización y Espacio. Una Organización puede estar a lo largo de varias regiones geográficas de Bluemix y se crea para efectos administrativos de modo que pueda agrupar a varios miembros del mismo equipo o asignar una cuota en términos de capacidad de cómputo a dicha organización.

Un Espacio sólo se crea en una región geográfica en particular y puede ser asociado a un ambiente específico, por ejemplo puedo tener un ambiente que se llame desarrollo (dev) para el desarrollo de mis aplicaciones y otro que se llame pruebas (test) para mis pruebas.

En este caso tengo 2 espacios: dev y space01. Puedo escribir el nombre del espacio en este mismo instante para trabajar sobre ese espacio específicamente o no escribir nada y luego definir el espacio a usar.

No voy a escribir nada relacionado con el espacio:

Imagen04

Observen que debo definir el espacio a usar, así que necesariamente debo definir el espacio (Eso me pasa por perezoso).

Uso el comando cf target –s dev

Imagen05

Si quiero listar las apps que tengo simplemente uso el comando cf apps

Imagen06

También puedo usar cf a

Imagen07

Observen que tengo 2 aplicaciones o sitios web ejecutándose en este momento, yo también podría detener su ejecución, por ejemplo voy a detener el sitio que se denomina phptestab00, para ello uso el comando cf stop phptestab00

Imagen08

Y aparece detenido. Como era de esperarse, puedo aquí mismo arrancar el sitio nuevamente usando

cf start phptestab00

Imagen09

Y además me muestra información acerca del estado de salud de la aplicación que acabo de subir.

Por otra parte, yo podría cambiar el tamaño de mi aplicación para que consuma más memoria RAM o para que tenga más instancias, lo cual es algo útil y dinámico que me permite ajustarme a mis propias necesidades según sea el caso.

Voy a aumentar las instancias de mi aplicación a 2 y además voy a aumentar la memoria que consume cada instancia a 512 MB, para ello uso el siguiente comando:

cf scale phptestab00 –i 2 –m 512M

Imagen10

Este cambio implica reinicio de mi aplicación, por lo tanto debo confirmar la ejecución de la operación antes de proceder.

Por supuesto podría hacer este mismo crecimiento usando la consola gráfica de Bluemix:

Imagen11

Simplemente debo hacer clic en el (+) o el (-) para aumentar los parámetros.

Por otra parte, yo puedo modificar mi aplicación localmente en mi PC y luego publicar los cambios usando la línea de comandos CF.

Esto es lo que muestra mi aplicación de PHP

Imagen12

Voy a descargar la aplicación a mi máquina, la modifico y la vuelvo a publicar.

Estando en mi consola hago clic en las rayitas que aparecen en la parte izquierda:

Imagen13

Selecciono Dashboard

Imagen14

Allí selecciono mi aplicación, que en este caso es phptestab00

Imagen15

Hago clic en Getting started

Imagen16

Ahora hago clic en download the sample code para descargar el código fuente de mi aplicación:

Imagen17

Observen que descargó un archivo .zip con el nombre de mi aplicación, es decir phptestab00.zip

Imagen18

Debo ir a la ruta en donde lo descargó y descomprimirlo en la carpeta que yo quiera.

Imagen19

Yo lo descomprimí en la ruta C:\MyAppPHP\phptestab00, allí se encuentra la página principal del sitio que se denomina index.php (Esta es una aplicación hecha en PHP).

Puedo abrir la página de inicio con el editor de mi preferencia (en este caso uso notepad++) y cambiar por ejemplo el mensaje inicial “Hello World!”

Imagen20

Lo cambié a “Hola Mundo!” y salvé el archivo index.php. Los demás archivos no los voy a modificar en este ejercicio.

Ya estoy listo para publicar el cambio, recuerden que lo que se ve actualmente es:

Imagen22

La carpeta en donde descargué mi aplicación es C:\MyAppPHP\phptestab00 y ahí se encuentra el archivo index.php que acabo de modificar.

Me voy a una línea de comandos y me ubico en esa ruta:

Imagen23

Para actualizar la aplicación, basta con ejecutar el siguiente comando:

cf push

Imagen24

Observen que me ubiqué dentro de la ruta C:\MyAppPHP\phptestab00, de modo que bastó con escribir cf push para actualizar la aplicación phptestab00

El proceso continúa

Imagen25

Si todo terminó bien no se generan errores.

Ahora veamos el sitio web y ya quedó actualizado con el mensaje “Hola Mundo!” en idioma español:

Imagen26

Puedo hacer otros cambios al archivo index.php y volver a cargarlo con el mismo proceso que ya expliqué:

Imagen27

Observen que hice unos cambios sencillos en la página y los fui aplicando usando cf push.

¿Interesante cierto? Puedo hacer cambios localmente y luego publicarlos, además puedo controlar las aplicaciones en cuanto a cambiar los parámetros de dichas aplicaciones. Todo ello usando CF

Espero que les haya gustado este contenido y lo pongan en práctica.

¡Nos vemos!

 

 

 

Crear mi primera aplicación en Bluemix

Bueno, ya tenemos acceso a Bluemix. ¿Ahora qué? Vamos a crear una primera aplicación (App) muy sencilla para empezar a conocer la plataforma y cómo interactuar con ella.

Ingresemos a Bluemix con nuestro usuario y contraseña, asumiendo que ya creamos un usuario de prueba, en caso contrario hay que ingresar a Bluemix.net y crear un usuario siguiendo los pasos que allí se muestran.

Blog01

 

Haga clic en Create app, allí se ve el catálogo y dentro de dicho catálogo la sección que denomina Apps (recuerden que en este caso la plataforma se encuentra en idioma inglés)

Blog02

Allí se ven las posibilidades que tengo, que incluyen:

  • Boilerplates
  • Cloud Foundry Apps
  • Containers
  • OpenWhisk
  • Mobile

En su momento vamos a explorar estas opciones, por lo pronto hagamos clic en Cloud Foundry Apps para crear una aplicación web muy sencilla de ejemplo.

Observen las alternativas que tenemos:

Blog03

Por ejemplo, vamos a crear una aplicación en Python, igual ustedes pueden seleccionar el ambiente de desarrollo de su preferencia pues todos contienen una aplicación de ejemplo. Observen que también se incluye plataforma ASP.NET de Microsoft.

Hacemos clic en Python:

Blog04

Es muy sencillo, sólo hay que crear un nombre de App (App name) y un Host name que debe ser único, pues al final mi aplicación se va a invocar usando un navegador con el siguiente formato de nombre: appname.myBluemix.net, por ello si elijo un nombre que alguien más haya utilizado previamente no voy a poder hacerlo, muy seguramente si elijo test y mi App se llamará test.mybluemix.net ya ese nombre debe estar en uso, intentemos:

Blog05

Blog06

Intentemos otro nombre, por ejemplo test00ab, de modo que mi aplicación quedará con el siguiente nombre o FQDN (Fully Qualified Domain Name): test00ab.myBluemix.net

Blog07

Observen que ese nombre no estaba en uso (creen el suyo propio por favor) y por lo tanto se va a crear la aplicación y ya se está arrancando:

Blog08

Observen que la App hecha en Python ya está corriendo –sin haber escrito aún ni una sóla línea de código- y está lista para ser visualizada:

Blog09

Si hago clic en Visit App URL (que en este caso es http://test00ab.myBluemix.net ) ya puedo ver la App corriendo. ¡Muy fácil!

Observen lo que se muestra:

Blog11

En realidad es muy fácil.

¿Qué sigue? Bueno, puedo descargar el código de ejemplo para ver cómo está hecha la aplicación y modificarla, por ejemplo cambiar el “Hello World!” por “Hola Mundo!”.

También puedo por otra parte agregar más instancias de la aplicación, de modo que si tengo un alto volumen de usuarios puedo tener más instancias atendiendo a la vez a ese volumen de usuarios sin tener que configurar balanceadores de carga. Además puedo aumentar la capacidad de memoria de cada instancia para que los tiempos de respuesta sean mejores.

Y cada instancia tiene la misma aplicación, de modo que todos los usuarios ven lo mismo independientemente de la instancia

¿Cómo hago eso?

Estando en la página principal de Bluemix en el catálogo de servicios puedo ir al Dashboard, que es donde tengo mis aplicaciones y servicios haciendo clic en la parte superior izquierda como se ve en la siguiente imagen:

Blog12

Haga clic en el Dashboard para ver las aplicaciones y servicios que ya ha creado:

Blog13

En mi caso tengo 2 aplicaciones/servicios: The Weather Company –luego hablaré de ello- y la aplicación que previamente creé denominada test00ab.myBluemix.net

Blog14

Si hago clic en el nombre de la App (No en la URL que se ve en ROUTE) puedo ver las propiedades de mi aplicación:

Blog15

Observen que puedo crecer en instancias y en la memoria usada por cada instancia. Como esta es una cuenta de prueba de Bluemix, puedo crecer hasta un gran total de 2 GB de memoria para todos mis servicios.

Por ejemplo si dejo cada instancia con un tamaño de memoria de 128 MB podría tener hasta 16 instancias (16 instancias x 128 MB = 2 GB)

Blog16

En este caso ya no podría utilizar ni un solo servicio adicional de Bluemix puesto que ya consumí toda la memoria de mi cuenta, que como ya dije es una cuenta de prueba y me permite tener hasta 2 GB.

Como este es un “Hola Mundo!”, no es necesario usar tanta memoria e instancias, pero como para ilustrar hice el ejercicio, ahora bien por ejemplo si quiero tener 2 instancias de 128 MB c/u puedo ajustar los valores a los que se ve en la siguiente imagen usando los signos (+) y (-) en el círculo que dice INSTANCES:

Blog17

Una vez le doy clic a Save mi aplicación se ajusta a lo que quiero, pero antes me advierte que estos cambios se podrían sobreescribir si mi configuración en el archivo manifest.yml tiene otros parámetros –de eso hablaré luego en otra entrega-, pero por ahora puedo omitir este mensaje y hago clic en Close:

Blog18

Se empiezan a hacer los cambios…

Blog19

Y ya modifiqué los parámetros de mi aplicación en cuanto a instancias (2 instancias de 128 MB c/u). Observen cuánto me queda disponible para usar en la plataforma:

Blog20

¿Se ve muy bien cierto? Espero les haya gustado.

En otras entregas estaré mostrándoles más cosas interesantes, hay mucho por contar.

¡Nos vemos! Un abrazo.

Cambiar el idioma de Bluemix

Hola amigos, en mi anterior entrega (Pueden ver el post pasado Aquí) les hablé acerca de Bluemix y de cómo abrir una cuenta de prueba -que espero ya lo hayan hecho-, En esa ocasión les mencioné algo respecto al idioma de la plataforma.

Antes de proseguir y para aclarar un poco más al respecto del idioma, dicho idioma depende de la configuración del navegador. En general yo prefiero usar el idioma Inglés para la plataforma y ese será el idioma que voy a usar en mis posts. Si quieren cambiar el idioma es necesario cambiarlo en las preferencias del navegador.

Por ejemplo usando Google Chrome se haría de la siguiente manera:

Ingreso a las configuraciones del navegador (3 puntos verticales en la parte superior derecha) y luego a Settings:

blog01

Veo las características de configuración del navegador:

blog02

En la ventana de búsqueda escribo languages para buscar lo que tiene que ver con la configuración de idioma en mi navegador:

blog03

Selecciono Language and input settings…

blog04

En mi caso, todo está en idioma Inglés.

blog05

Si quiero agregar un idioma, me desplazo hacia abajo hasta encontrar el botón Add y hago clic en dicho botón:

blog07

En mi caso seleccioné Spanish (Latin America), pero de acuerdo a su ubicación pueden seleccionar el que más les convenga:

blog08

Observen que ya el idioma Spanish (Latin America) aparece como idioma instalado en Chrome:

blog09

Aparte de agregar el idioma, debo arrastrarlo hacia arriba para que quede como mi idioma preferido, una vez lo haya hecho presiono Done.blog10

Debo cerrar todas las ventanas que tenga activas del navegador Chrome y al abrirlo de nuevo, puedo ir a console.ng.bluemix.net o https://bluemix.net  y ¡Listo! ya la consola está en Español:

blog11

Hice login y en efecto todo se encuentra en Español:

blog12

Bueno, ahora ya pueden decidir qué idioma usar, en mi caso voy a seguir usando idioma Inglés, pero querían contarles acerca de cómo hacer este cambio en caso de que así lo quieran.

Muchas gracias y ¡Nos vemos pronto!

 

 

Conozca Bluemix

Bueno, ahora que hemos hablado acerca de qué es una nube, qué tipos de nube existen y qué hay como oferta de IaaS en IBM (Softlayer) les quiero contar acerca de la Plataforma como servicio (PaaS) de IBM que se denomina Bluemix.

Bluemix es una plataforma que habilita a los innovadores a desarrollar aplicaciones de manera muy rápida y eficiente sin preocuparse por la infraestructura que hay debajo de este ambiente.

Existen muchos lenguajes de programación en el mercado y una buena parte de ellos estám habilitados en Bluemix para ser usados y desplegar aplicaciones. Así mismo hay una variedad de servicios muy interesantes y de Bases de Datos NoSQL (Que no funcionan bajo el tradicional modelo Entidad-Relación) entre otros servicios.

Pero más allá de eso quiero destacar que en Bluemix se encuentra una serie de APIs (Application Programming Interface) que tienen la tecnología cognitiva propia de IBM que se denomina Watson.

Bueno, vamos por partes… ¿Qué es una API?  En términos sencillos es una pieza de software que permite conectar entre sí varias aplicaciones para lograr un resultado en particular. Si por ejemplo mi aplicación necesita usar un servicio de mapas para ubicar a mis usuarios no necesito crear desde cero un software de mapas sino usar APIs de otras compañías que ya los desarrollaron -muy bien- como Google (Google Maps) o Microsoft (Bing Maps). Existe alrededor de las APIs toda una economía que permite que diferentes desarrolladores intercambien o vendan APIs que cumplen funciones específicas.Todas las grandes compañías publican sus APIs para que sean consumidas por los desarrolladores, compañías como Google, IBM, Microsoft, Oracle, VMware, Twitter, Facebook, Yahoo, Amazon, Linkedin, VISA… la lista sería interminable.

Por otro lado, una tecnología cognitiva me permite enseñarle a un sistema con características cognitivas, de modo que aprenda acerca de algún área del conocimiento.

Hasta ahora la mayoría de la información almacenada en las aplicaciones y sistemas de información existentes tienen información “estructurada” (Nombre, Cédula, Edad, Dirección, Teléfono, etc) pero no tienen información “no estructurada” como por ejemplo lo que un usuario publica en sus redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc), los videos que ve en Youtube, sus gustos, o en qué almacenes compra como por citar unos ejemplos. Resulta que el 80% de la información del mundo es “no estructurada” y hay todo un potencial por explotar ahí.

Por lo tanto volviendo al tema de las APIs, en Bluemix existe una variedad de APIs que le permiten a un usuario analizar información no estructurada acerca de un individuo, por ejemplo cuál es su personalidad según lo que escribe en Twitter.

Y los sistemas cognitivos pueden aprender y solucionar diferentes problemáticas. Como tienen una mayor capacidad de consumir información que la de un humano pueden entrenarse y volverse expertos y ayudar por ejemplo a dar diagnósticos a los médicos en pacientes de cáncer, como ya sucede actualmente.

Es una oportunidad fascinante la que brindan los sistemas cognitivos y en este caso Bluemix con sus soluciones listas para usar. En Bluemix no sólo hay lenguajes de programación, bases de datos o sistemas cognitivos, también se pueden desarrollar aplicaciones móviles, entre otras.

Bueno, para usar Bluemix basta con ingresar a http://www.bluemix.net y registrarse para hacer una prueba o trial que dura 30 días y no requiere tarjeta de crédito.

blog01

Basta con hacer clic en “Create a Free Account”, llenar los campos requeridos y en la cuenta de correo que se inscriba llegará un mensaje de confirmación para ingresar a la plataforma.

Una vez se ingrese a la plataforma estamos listos para usarla. Dependiendo de la región y el idioma del PC usado el portal puede aparecer en idioma español, en mi caso aparece en Inglés.

Cuando se ingresa por primera vez es necesario crear una Cuenta, escoger una Región (US South,  Sidney o United Kingdom), crear una Organización y un Espacio.

Dentro de una Organización puedo tener varios espacios dentro de una Región. Por ejemplo, podría tener mi Espacio o ambiente de desarrollo en la Región US South y mi ambiente de pruebas en la Región Sidney.

Observen como se ve mi cuenta:

blog02

Mi Cuenta se denomina MyCompany -es un nombre ficticio-, puedo tener ambientes  tanto en la región US SOUTH como en SYDNEY y en cada uno de ellos tengo Espacios denominados suyt665 y test respectivamente.

Pero no  nos compliquemos que para efectos de esta prueba ello no es relevante, lo que importa es que se tenga una Organización en la Región que se haya escogido y dentro de esta región uno o más Espacios, que podrían ser Dev, Test y QA por ejemplo.

Si me voy al catálogo, puedo observar las opciones que tengo:

blog03Resalté lo que tiene que ver con Watson y los “Boilerplates” que son una de las mejores maneras de empezar a probar la tecnología, puesto que son aplicaciones ya listas para su uso que se pueden implementar en su propia suscripción de Bluemix con unos cuántos clics y que se pueden modificar a su antojo sin problema.

Veamos lo que tiene Watson en Bluemix:

blog04 Hay una variedad muy interesante de APIs que están listas para ser usadas. Como ya lo he venido diciendo estas APIs nos van a permitir tener servicios cognitivos en nuestras aplicaciones sin necesidad de desarrollarlos, por ejemplo si necesito convertir un audio a texto puedo usar la API Speech to text y así sucesivamente puedo usar cualquiera de las que aparecen en el listado. Hay unas que son de IBM -la mayoría- y otras son de terceros, pero igual se pueden usar sin problemas.

En la categoría de Bases de Datos hay una variedad muy amplia de posibilidades listas para usar como servicio, las que se encuentran disponibles son:

Apache Spark

Apache Hadoop

Cloudant NoSQL

Compose

dashDB

DB2

Informix

ClearDB (MySQL)

ElephantSQL (Postgres)

Redis

TinyQueries

Como lo ven, hay Bases de Datos tradicionales del tipo SQL y Bases de Datos NoSQL que nos permiten almacenar información no estructurada.

En el caso de los “Runtimes” que son los ambientes de ejecución de entornos de desarrollo se tiene:

Liberty for Java

SDK for Node.js

ASP.NET

Swift

XPages

Go

PHP

Python

Ruby

Tomcat

Observen que hay una oferta de ambientes y lenguajes de programación muy amplia. Allí se encuentra la mayoría de lenguajes de desarrollo más populares del mercado. No pierdan de vista que se pueden conectar con las APIs disponibles en Bluemix.

Y hay más, temas como DevOps, Contenedores, Networking, Storage y Seguridad.

Hay mucho por explorar en Bluemix, así que los invito a que conozcan la plataforma y hagan una prueba por 1 mes sin costo y puedan tener acceso a todos los servcios de Bluemix y toda su potencia.

En próximas entregas estaré hablando acerca  de cómo sacar provecho a toda esta plataforma y cómo hacer aplicaciones muy rápidamente.

¡Nos vemos pronto!

 

 

 

 

 

 

Una mirada a Softlayer

Hola amigos, hoy le voy a dar una pequeña mirada a Softlayer. Como ya lo dije es muy fácil hacer una prueba de 1 mes, basta registrarse en este link

Una vez tengan la cuenta de acceso es muy fácil navegar y aprovisionar recursos en el portal.

Una vez hayan ingresado, van a ver algo similar a lo siguiente:

sl01

Esta es la consola principal de la plataforma. Observen que en una misma vista tienen los costos en los que se han incurrido hasta el momento así como los mantenimientos programados en un horizonte de tiempo de 2 meses.

sl02

Lo que resalté en el gráfico de arriba es el menú a través del cual se pueden hacer todas las operaciones e interacción con la plataforma.

Ahora bien, si quiero ordenar un dispositivo basta con hacer clic en Order Device

sl04

 

Recuerden que es posible ordenar dispositivos como servidores virtuales o bare metal pero también es posible ordenar almacenamiento o dispositivos de seguridad.

Si navegamos un poco por los menús vamos a encontrar lo siguiente:

sl05

En lo que tiene que ver con Storage (Almacenamiento) podemos encontrar que hay varias opciones muy interesantes entre las que se destacan:

Block Storage: Almacenamiento de bloques, que es equivalente al que se entrega a través de una SAN (Storage Area Network)

File Storage: Es un almacenamiento que se entrega a través del protocolo NFS (Network File System

Object Storage: Almaceamiento en el que cada elemento que allí se encuentre es un objeto independiente y se encuentra distribuído en diferentes ubicaciones físicas.

También es posible hacer respaldo (Backup) en la Nube de softlayer de manera confiable y segura.

Observen que hay otras posibilidades en lo que tiene que ver con red como balanceo de cargas, gestión de DNS y VPNs:

sl06

Observen que puedo hacer análisis de vulnerabilidad y ordenar software de seguridad para nuestro ambiente:

sl07

O enviar correos masivamente:

sl08

A través de este menú podemos pedir soporte o abrir casos en Softlayer:

sl09

Y por último administrar todo lo que tiene que ver con la cuenta:

sl10

Es muy fácil empezar, así que los invito  que lo prueben y descubran toda su potencia y versatilidad.

¡Nos vemos en la próxima!

Softlayer: IaaS de IBM y mucho más

INFRAESTRUCTURA COMO SERVICIO: SOFTLAYER

Ya en la entrega pasada hablamos de los diferentes modelos de servicio que puedo tener en la nube, y de hecho quedó abierta la posibilidad que exista *aaS o XaaS (Cualquier cosa como servicio).

Hoy les quiero hablar de las posibilidades que se tienen en IaaS (Infrastructure As A Service). Existen diversos jugadores en el mercado de todos los tamaños pero los principales son Softlayer (IBM), Azure (Microsoft), AWS (Amazon) y Google, cada uno con diferentes ofertas y madurez en cuanto a su oferta. También hay que destacar al proveedor RackSpace. Por supuesto hay cientos de ofertas de otros proveedores de diferentes tamaños y SLA’s (Service Level Agreements – Acuerdos de Niveles de Servicio) pero los ya mencionados son los principales jugadores del mercado.

Particularmente les voy a hablar de Softlayer, que es una compañía de IBM que se especializa en entregar IaaS y tiene una serie de características muy interesantes.

En cuanto a presencia, Softlayer actualmente tiene 46 Datacenters alrededor del mundo.

Esta plataforma tiene todas las características de que ya hemos visto de una nube, y se pueden hacer cosas muy interesantes como tener nubes privadas adentro y exclusivas para un cliente a pesar de ser una nube pública.

¿Qué servicios ofrece Softlayer? Por supuesto máquinas virtuales, Máquinas Físicas (Bare Metal), Almacenamiento, Redes (Networking), Firewalls y Balanceadores de Carga entre otras características.

Cabe destacar que un diferenciador muy importante de Softlayer frente a otros proveedores de IaaS es la capacidad de ofrecer Bare Metal o máquinas físicas con las mismas características de una nube, en las que tanto he venido haciendo énfasis (Elasticidad, Pago por Uso y Autoservicio), de modo que puedo pagar este tipo de máquinas por hora o por mes y crecer en capacidad hasta cierto punto si es necesario a pesar de que se trate de una máquina física.

De este modo tengo una combinación bastante poderosa para mi infraestructura puesto que puedo combinar máquinas virtuales con físicas dependiendo de mis necesidades, por ejemplo si necesito poder de cómputo dedicado en la capa de base de datos de mi arquitectura puedo usar Bare Metal para ello.

El portal de Softlayer se encuentra en http://www.softlayer.com/ y ahí encuentro las posibilidades que tiene la plataforma.

Puedo controlar mi ambiente de Softlayer en la consola de gestión o a través de APIs (Aplication Programming Interface), que en la práctica implica que puedo tener interacción con la plataforma Softlayer desde otras aplicaciones o una aplicación que yo desarrolle usando estas APIs.

Otra de las características muy importantes que tiene Softlayer es que IBM en febrero de este año (2016) hizo una alianza con VMWARE y hoy en día puedo adquirir Máquinas Físicas (Bare Metal) con el hypervisor de VMWARE (VSphere) y pagar las licencias de VMWARE mensualmente (As a Service). Posteriormente hablaré de esta alianza más en detalle.

¿Y si tengo Hyper-V de Microsoft como hypervisor en mis instalaciones? Puedo contratar a Softlayer una máquina Bare Metal e instalarle Windows Server 2012 R2 o 2012 R2 Datacenter y con el rol de Hyper-V puedo también tener VMs bien sean Windows o Linux. También puedo tener réplica de mis máquinas locales (On Premises) hacia mi ambiente en Softlayer. También en otra entrega hablaré de este tema.

Pero volvamos a Softlayer. ¿Qué necesito para empezar? Simplemente puedo hacer una prueba o trial por 1 mes y recibo completamente gratis 1 servidor con las siguientes características:

Blog01

Este servidor cuesta 25 USD/Mes.

Es necesario tener tarjeta de crédito para hacer el registro, pero igual funciona con una tarjeta prepago virtual como la que hoy en día proveen ciertos bancos. Si una vez concluya el mes no quiero continuar con la plataforma no hay problema y puedo cancelar la suscripción sin ningún inconveniente.

En este link puedo hacer el registro: https://www.softlayer.com/promo/free-cloud/

Blog02

Una vez haya completado ese proceso ya es posible trabajar con la plataforma e ingresar al portal como tal, que se encuentra en https://control.softlayer.com/

He aquí una muestra del ingreso al sitio:

Blog03

Simplemente escribo mi usuario y contraseña y ya estoy listo para trabajar con esta plataforma. Observen que también se tienen apps móviles (Android, IOS) para gestionar la plataforma.

En la siguiente entrega voy a explorar la consola de Softlayer y voy a mostrarles algunos aspectos muy interesantes.

¡Nos vemos en la próxima!

 

 

 

 

 

Tipos de Nube

Ahora que ya sabemos qué es computación en la nube y que existen diferentes tipos de servicio como IaaS o PaaS, es necesario hablar en este punto acerca de los tipos de nube que pueden existir. Dichos tipos son:

  1. Nube Privada
  2. Nube Pública
  3. Nube Híbrida

Hoy les voy a hablar de estos tres tipos de nube y de cuáles son sus características. No hay que olvidar que una nube siempre debe cumplir las premisas del NIST  (Ver post anterior Aquí).

Nube Privada. Es una nube que tiene como principal característica que se encuentra en un ambiente privado y dedicado a una compañía o grupo de compañías en particular. Este ambiente generalmente se encuentra en las instalaciones del cliente o en un Data center contratado a algún proveedor de servicios.

¿Qué es lo que la hace una nube privada? Primero que esté dedicada a un cliente o grupo de compañías relacionadas entre sí, además no debe estar con acceso público, es decir desde Internet.

Lo que define que una red sea privada es el tipo de direcciones IP que tiene dicha red. Como Internet se basa en estándares y protocolos como TCP/IP existe una directriz que indica cuáles direcciones IP se deben usar en una nube pública, estas directrices se denominan RFCs (Request For Comments) y son generadas por la IETF (Internet Engineering Task Force) que es una entidad que define los estándares en Internet.

El sitio web de la IETF es https://www.ietf.org/ allí se pueden encontrar los RFCs. Por citar algunos ejemplos para el protocolo de correo SMTP (Simple Mail Transfer Protocol) hay RFCs, para el famoso HTTP (Hypertext Transfer Protocol) o para el protocolo FTP (File Transfer Protocol) hay RFCs asociados que describen cómo funcionan y eso es lo que hace que independientemente de la plataforma que se use funcionen sin problema, de modo que desde una máquina Linux le puedo hacer FTP a una máquina Windows pues ambas usan el mismo protocolo y todo fue descrito en uno o varios RFCs.

Volviendo a nuestra definición de nube privada, existe un RFC que determina cuáles son las direcciones IP privadas que se deben usar en una organización, dicho RFC es el 1918 (Lo pueden encontrar en https://tools.ietf.org/html/rfc1918) y si lo consultan van a encontrar las IP’s que se deben usar en un ambiente de nube privada, no esperen eso sí un documento muy elaborado en su parte gráfica simplemente es un documento técnico.

Bien, allí dice que las direcciones IP que se pueden usar en un ambiente privado solamente son las siguientes:

Clase A                 10.0.0.0        –   10.255.255.255

Clase B                  172.16.0.0      –   172.31.255.255

Clase C                  192.168.0.0     –   192.168.255.255

Y punto. Lo que no esté en ese rango es considerado público y no se debería usar en un ambiente privado.

Vale recordar que este es el RFC o definición para IPv4, para IPv6 también existen RFCs como el 2460 (https://www.ietf.org/rfc/rfc2460.txt)

Si observan el gráfico notarán que todas las máquinas –servidores y el portátil- tienen IP’s privadas:

nube privada

Nube Pública. Es una nube que está en Internet. Recordemos que Internet es una red pública.

De igual manera, existen condiciones para que sea pública y la primera de ellas es que tenga direcciones IP públicas y esté expuesta en Internet.

Las direcciones IP Públicas en general son las que no están en la lista de direcciones que mencioné arriba, aunque en la definición de direcciones IP existe una serie de IP’s reservadas por la IANA (Internet Assigned Numbers Authority),  organismo responsable de administrar las direcciones IP en el mundo (www.iana.org). Como lo decía, la IANA tiene unas IP’s reservadas que se encuentran listadas en http://www.iana.org/assignments/iana-ipv4-special-registry/iana-ipv4-special-registry.xhtml

Si la IP no está en la lista del RFC 1918 y en la lista de IP’s reservadas que acabo de mencionar es una IP pública.

200.31.19.126 es una IP pública, así como 190.216.157.221 también lo es. Ello implica que cualquier persona puede tener acceso a los servicios expuestos en esta IP, por ejemplo si es el sitio web de un banco. Y si lo ponemos en el contexto de una nube, una nube pública es la que está expuesta en Internet con direcciones IP públicas y que algún proveedor de servicios de Internet me entrega.

Ejemplos de nubes públicas son AWS (Amazon), SOFTLAYER (IBM) y AZURE (Microsoft). Ello quiere decir que desde un sitio con acceso a Internet puedo aprovisionar máquinas virtuales o físicas (Bare Metal) en un portal público como el de SOFTLAYER por citar un ejemplo. Yo decido si mi máquina o servicio queda expuesto –a través de una IP Pública- en Internet.

En realidad la cuestión es simple, pero con todas las tecnologías de hoy en día de encapsulamiento de paquetes y VPNs yo también podría tener una Nube Privada en un ambiente público, es decir en un proveedor de servicios públicos como SOFTLAYER puedo tener una nube privada a la que solamente yo tenga acceso. Mis servicios y cargas de trabajo están en Internet pero a través de VPNs y seguridad yo puedo hacer que solamente yo tenga acceso a este ambiente sin exponerlos públicamente.

Nube Híbrida.

Ahora bien, en términos sencillos podemos decir que una nube híbrida es una combinación de una privada y una nube pública, si bien esta es una definición muy simple, funciona.

Yo siempre hago énfasis en el hecho de que para tener una nube se deben cumplir las condiciones para tener una nube según el NIST (Auto aprovisionamiento, Elasticidad, Pago por Uso y uso de protocolos de Internet) y esta no es la excepción, por lo tanto una nube híbrida es un ambiente más complejo pues combina aplicaciones y soluciones de un ambiente privado con una nube pública.

Aquí surgen conceptos como el de Cloud Bursting, que  me permite crecer en mi capacidad cuando se desborda desde una nube privada hacia una nube pública.

Por ejemplo si en mi ambiente local tengo una VM (Máquina Virtual) que necesita mayor capacidad de cómputo en memoria y procesador y no tengo capacidad local para este crecimiento, puedo hacer que mi máquina vaya hacia la una nube pública de un proveedor en donde pueda tener rápidamente mayor capacidad de cómputo.

cloud burst

Aquí surgen nuevos términos que hay que explicar y que por costumbre las personas del medio los usamos en Inglés (No está bien, pero así lo hacemos casi todos):

On Premises. Ambiente local o privado.

Off Premises. Fuera del ambiente local o público.

VPN. Virtual Private Network, o red privada que se implementa sobre una red pública como Internet.

Disaster Recovery. Ambiente de recuperación de desastres, si hay un desastre en mi ambiente local puedo tener un ambiente de recuperación en otro ambiente público o privado.

Todo ese proceso de hacer Burst hacia una nube pública desde una nube privada implica tener un software que me permita orquestar bajo ciertos parámetros esta tarea, este software se denomina orquestador y existen muchos orquestadores de diferentes fabricantes, más adelante hablaré de ellos.

¿Qué motivó el nacimiento de las nubes híbridas? Básicamente el hecho de que muchas compañías ya tienen una importante inversión en hardware y software que usan en sus instalaciones (On Premises)  que quieren seguir usando en combinación con otras cargas de trabajo en la nube (Off Premises), además algunas compañías y organizaciones por la naturaleza y sensibilidad de los datos que manejan no pueden llevar todo a una nube pública, como los bancos, organizaciones gubernamentales o clínicas por sólo citar algunos ejemplos.

No en todos los casos se tiene un portal de auto aprovisionamiento de recursos para usar recursos en la nube privada o en la pública o elasticidad pero sí conectividad entre la nube privada y la nube pública. En estos casos yo prefiero llamar a este ambiente Ambiente Híbrido, pues no es una nube híbrida puramente dicha.

Una nube híbrida tiene como objetivo primario entregar IT como servicio, de modo que los usuarios de las organizaciones usen IT de acuerdo a sus necesidades y como un servicio ágil y dinámico.

Acá es donde van a estar moviéndose las compañías hoy en día, en una combinación de nubes privadas y nubes públicas pues no todos los escenarios están hechos para una nube pública, de modo que este es el presente y futuro y ahí es donde debemos todos estar bien preparados para los nuevos retos que se vienen.

Muchas gracias por haber estado conmigo y los espero en próximas entregas.

¿Qué es Computación en la Nube?

Bueno, ahora vamos a hablar de qué se trata esto de la Computación en la Nube o Cloud Computing en Inglés.

Ya explicamos por qué se le dice Nube y veamos ahora en qué consiste. Primero hay que decir que se deben cumplir ciertas condiciones básicas para que estemos hablando de una nube:

  1. Servicio por Demanda y Auto Aprovisionado
  2. Amplio acceso desde la red
  3. Agrupación de recursos
  4. Elasticidad
  5. Servicio medible

Estas características se encuentran el documento que el NIST (National Institute of Standards and Technology) definió en el año de 2011 y que ilustran a la perfección lo que es una nube. El documento es el “NIST SP 800-145, The NIST Definition of Cloud Computing” y lo pueden encontrar Aquí

Si no se cumplen estas condiciones no estamos hablando de Computación en la Nube propiamente dicha.

Empecemos por explicar cada una de estas condiciones:

  1. Servicio por Demanda y Auto Aprovisionado. Cualquier usuario puede aprovisionar por sí mismo sus propios recursos, por ejemplo un servidor Windows o Linux, un espacio de almacenamiento o un sitio web desde una plantilla sin intervención de un tercero. Cada vez que el usuario lo requiera simplemente aprovisiona los recursos que necesita.
  2. Amplio acceso desde la red. Como para complementar yo diría “acceso a través de protocolos de Internet estándar como HTTP y/o HTTPS”. Ello quiere decir que usando un navegador cualquiera podemos tener acceso a un portal para aprovisionar recursos. ¿Que sea acceso Público o Privado? Eso dependerá del tipo de Computación en la Nube que yo haya definido.
  3. Agrupación de recursos. Esta es una de las condiciones más importantes pues se trata del hecho de tener los recursos de cómputo agrupados para diferentes usuarios o compañías, que se encuentran lógicamente separados entre sí de modo que cada uno de ellos ve solamente sus propios recursos. ¿Qué es lo que permite tener esta agrupación? Tecnologías como la virtualización permiten tener una o varias máquinas físicas ofreciendo recursos virtuales como Máquinas virtuales, Red o Almacenamiento entre otros. En su forma más pura un usuario no sabe en qué máquina física están ejecutándose sus máquinas virtuales o recursos, pero sí podría saber en qué país se encuentran estas máquinas virtuales.
  4. Elasticidad. Un usuario de recursos de nube debe estar en la capacidad de crecer y decrecer sus recursos de acuerdo a sus necesidades y de nuevo sin intervención de un tercero. Si necesito aumentar la capacidad de memoria de una máquina virtual debo poder hacerlo más allá de que el Sistema Operativo me pida reiniciar en algunos casos para tomar los cambios.
  5. Servicio medible. Yo como usuario debo estar en la capacidad de medir el consumo de recursos sea cual sea el recurso que consuma en la nube, como cómputo (Máquinas Virtuales), Disco, Ancho de Banda, etc.

Ciertamente es un concepto que no es fácil de digerir, puesto que las compañías tradicionalmente han usado infraestructura de cómputo en sus propias instalaciones. Ello no es que sea malo ni bueno para efectos prácticos, y depende de las necesidades de la compañía.

Desde hace unos años también han usado Datacenters o Centros de Datos, que son sitios adecuados para alojar máquinas como servidores, almacenamiento, switches, routers, firewalls, balanceadores de carga, unidades de respaldo y cualquier otro dispositivo necesario para un ambiente de IT. Detrás de dicha capacidad de alojar equipos de cómputo está la necesidad de tener instalaciones físicas con sistemas de refrigeración, sistemas eléctricos complejos, sistemas de cableado de red y fibra óptica, y sistemas anti-incendios entre otros aspectos.

Todo ello con redundancia para estar preparados ante eventualidades de cualquier naturaleza. Toda esta infraestructura es costosa y requiere una inversión muy fuerte de capital, por eso es que solamente las compañías con un músculo financiero muy fuerte pueden tener esta infraestructura y las compañías cuyo negocio principal no es la tecnología prefieren alquilar servicios de un Datacenter para alojar su infraestructura de IT y aquí es donde tiene mucho sentido el concepto de nube.

Hoy en día todo se consume como servicio o “As a Service” como se diría en Inglés, por ello es que surgieron conceptos como: IaaS, PaaS y SaaS los cuales pasaré a explicar a continuación.

IaaS (Infrastructure As A Service). Infraestructura Como Servicio. En su más pura expresión consiste en en usar recursos de cómputo como servicio, es decir -y sin perder de vista las premisas que ya mencioné- consumir máquinas virtuales solamente cuando yo las necesite y pagando solamente por lo que se use de dichas máquinas. Vale decir en este punto que la virtualización es una tecnología fundamental en los aspectos relacionados con la computación en la nube, pues permite fraccionar una máquina física en varias máquinas virtuales con sistemas operativos Windows o Linux por ejemplo. (Recuerdan la premisa #3 “Agrupación de Recursos”?). Más adelante vamos a ver que hoy en día ciertos proveedores como IBM pueden proveer en una nube máquinas físicas.

PaaS (Platform As A Service). Plataforma Como Servicio. Es un nivel más allá de la infraestructura debido a que provee entornos para ejecución de aplicaciones o desarrollo de las mismas sin que el usuario final o consumidor tenga que preocuparse por mantener este entorno. Llevémoslo a un ejemplo: Para ejecutar una aplicación web hecha en PHP y con conexión a una Base de Datos MySQL debo preparar un servidor (Windows o Linux por ejemplo) con un servidor Web Apache o IIS con soporte a PHP y MySQL y ello implica un trabajo importante así como un monitoreo posterior y permanente del servidor en variables como el espacio en disco, por sólo citar un ejemplo. En el caso de PaaS el proveedor ya le provee al usuario este entorno listo para su uso sin preocuparse de la configuración de dicho entorno.

SaaS (Software As A Service). Software Como Servicio. Este es el mejor de los mundos, pues aquí yo sólo me preocupo por ejecutar mis aplicaciones como un servicio y ya. El mantener dichas aplicaciones es problema de otro y no mío. Cuando uso un ERP o un CRM en la nube tengo un ejemplo clásico de SaaS. Por supuesto los datos son míos.

En el siguiente gráfico se puede ver cómo es el esquema de cada una de las soluciones:

aaS

De izquierda a derecha es posible notar que el color azul muestra lo que administra el cliente, empezando por un modelo tradicional en donde el cliente es responsable de toda la gestión de recursos tanto de infraestructura como aplicaciones así como las bases de datos y los datos en sí.

Como ya lo dije anteriormente, no es un modelo que esté mal y aún tiene mucha validez en muchos escenarios que por ejemplo manejan datos sensibles como los bancos, una agencia de seguridad gubernamental o incluso un hospital con datos críticos de sus pacientes.

En la medida que se avanza hacia la derecha en este gráfico podemos notar que se le va entregando la responsabilidad de gestión de ciertos componentes a un tercero, como lo es un proveedor de servicios de nube. En el caso de IaaS me entregan un Sistema Operativo ya instalado y yo debo ser responsable de administrarlo pero no me preocupo por la infraestructura en donde se encuentra alojado y ejecutándose dicho sistema operativo.

Si voy al modelo PaaS, sólo me debo preocupar por mis datos y mis aplicaciones. Que si corren en un Sistema Operativo A o en un Sistema Operativo B es secundario, el proveedor debe garantizarme que la plataforma siempre esté disponible y de acuerdo a los acuerdos de niveles de servicio a los que se comprometió conmigo.

Y por último está SaaS que en la imagen está completamente en gris y en donde sólo me debo preocupar por usar el servicio, y por supuesto los datos son sólo míos.

¿Interesante verdad? Pues bien, resulta que como ahora la tendencia es tener muchas “cosas” como servicio o “As a Service”, entonces surgieron nuevas tendencias como:

BPaaS. Business Processes As a Service. Procesos de negocio como servicio.

DBaaS. Database As a Service. Bases de Datos como servicios

DaaS. Desktop As a Service. Escritorios como servicio, por ejemplo máquinas con Windows 10 como servicio.

Security-aaS. Security As a Service. Seguridad como servicio

CaaS. Communications As a Service. Comunicaciones como servicio.

MaaS. Monitoring As a Service. Monitoreo como servicio.

¿Es una locura cierto? Pero es la tendencia, ya casi nadie quiere firmar un contrato con un proveedor a 36 o 48 meses, o comprar hardware, mantenimiento y asumir la obsolescencia de dicho hardware.

Dejé para lo último XaaS, también conocido también como EaaS (Everything As a Service) o *aaS. En pocas palabras cualquier cosa como servicio en lo que tiene que ver con los recursos de IT, pues aún mi compañía de televisión por cable, telefonía e Internet no ha querido entrar en ese modelo…

Hay mucho camino por recorrer y a través de este blog voy a empezar a hablar de cada uno de estos elementos haciendo énfasis en los principales proveedores del mercado, y especialmente en la plataforma de nube de IBM.

La era de la Computación en la Nube

Bienvenidos a este sitio en donde estaré hablando de todo lo que tiene que ver con “Cloud” o tecnologías de Nube. En algunos casos resulta más conveniente usar el término en Inglés a cambio de la palabra “Nube”, pero los usaré  indistintamente según el contexto. Como todos sabemos hay palabras en tecnología que no tienen traducción literal al idioma Español -aunque no es este el caso-

Sin duda alguna nos encontramos en la era de la Nube y hoy en día todos somos usuarios de una u otra manera de tecnologías de nube, basta con preguntarse por ejemplo en dónde se encuentra nuestro correo electrónico “gratuito” y la respuesta simplemente será que está en “La Nube”.

¿Pero qué significa esto? Empecemos por hablar del hecho de que el término “Computación en la nube” (Cloud Computing en Inglés), fue acuñado por la extinta Compaq en el año de 1996 en un documento que se puede ver Aquí

Pero más allá de quién fue el autor (Amazon y Google también reclaman autoría del término), lo importante es que hoy en día ninguna persona u organización puede ser ajena a este hecho y debe prepararse para enfrentar los retos e implicaciones de seguridad, legales, regulatorios y de cambio de paradigmas que conlleva la ejecución de aplicaciones en la nube.

Incluos los roles de las personas que administran las plataformas de IT o “los de sistemas” -como a veces se les llama en las empresas- deben prepararse para ser más integrales y estratégicos dentro de la organización.

¡Así que bienvenidos! Espero que sea de su utilidad